ESTATUTO TRIBUTARIO > LIBRO PRIMERO > TÍTULO I > Capítulo V — Deducciones > Reformado. L. 223/95, art. 91. Término para la amortización de inversiones.—
Regresar
Ir a Menú
Anterior           Siguiente
 

ART. 143. | Reformado. L. 223/95, art. 91. Término para la amortización de inversiones.— [&2052]

Las inversiones a que se refiere el artículo precedente pueden amortizarse en un término no inferior a cinco (5) años, salvo que se demuestre que, por la naturaleza o duración del negocio, la amortización debe hacerse en un plazo inferior. En el año o período gravable en que se termine el negocio o actividad, pueden hacerse los ajustes pertinentes, a fin de amortizar la totalidad de la inversión.

 

INC.  2º*. Reformado. L. 685/2001, art. 236.— Cuando se trate de los costos de adquisición o exploración y explotación de recursos naturales no renovables, la amortización podrá hacerse con base en el sistema de estimación técnica de costo de unidades de operación o por el de amortización en línea recta en un término no inferior a cinco (5) años. Cuando las inversiones realizadas en exploración resulten infructuosas, su monto podrá ser amortizado en el año en que se determine tal condición y en todo caso a más tardar dentro de los dos (2) años siguientes".

 

Para los casos diferentes de los previstos en el inciso precedente, en los contratos donde el contribuyente aporte bienes, obras, instalaciones u otros activos, los cuales se obligue a transferir durante el convenio o al final del mismo, como en el caso de los contratos de concesión, riesgo compartido o "joint venture", el valor de tales inversiones deberá ser amortizado durante el término del respectivo contrato, hasta el momento de la transferencia. La amortización se hará por los métodos de línea recta o reducción de saldos, o mediante otro de reconocido valor técnico autorizado por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales. En lo relacionado con los contratos de concesión para infraestructura, el sistema de amortización aquí previsto rige solamente para los que se suscriban a partir de la vigencia de la presente ley.


:: CONCORDANCIAS

Ocultar Todas | Ver Todas


COMENTARIO.—  

1. El artículo  236 de la L. 685 de 2001 rige a partir del período gravable 2002.

 

2. El inciso 2º. del art. 143 del Estatuto Tributario consagraba, inicialmente (L. 223/95 art. 91), la amortización  con base en el sistema de unidades técnicas de operación. Este sistema fue derogado tácitamente por el art. 41 de la L. 488/98 que permitía su amortización por el sistema o método de la línea recta; este sistema a su vez fue derogado expresamente por el art. 134 de la Ley 633 de 2000. A partir del período 2002, el art. 236 de la L. 685/2001 consagra como sistemas de amortización la estimación técnica de costo de unidades de operación y el de amortización en línea recta.


[&2053]
JURISPRUDENCIA - El término de amortización puede ser inferior a cinco años.—  

"(...) Se controvierte la legalidad del Concepto 06879 de 31 de agosto de 1998 en virtud del cual, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, con fundamento en los artículos 142 y 143 inciso primero del Estatuto Tributario sentó la siguiente tesis jurídica: "no se pueden solicitar amortizaciones en plazos inferiores a cinco años". (…)

 

De acuerdo con los términos de las citadas disposiciones debe entenderse que las inversiones susceptibles de amortización son aquéllas que son necesarias y que se incorporan directamente a la actividad productora de renta, las que pueden estar representadas en bienes tangibles o intangibles, que de acuerdo con la técnica contable se registran como activos susceptibles de "demérito", para ser amortizados en "más de un período gravable".

 

También se infiere del texto de las mencionadas disposiciones, que el término mínimo para la amortización de dichas inversiones, es de cinco años, pero que en todo caso, es posible su amortización en un término inferior, "cuando se demuestre que por la naturaleza o duración del negocio, la amortización debe hacerse en un plazo inferior".

 

Así las cosas, no puede afirmarse de manera rotunda, que "no se pueden solicitar amortizaciones en plazos inferiores a cinco años", como se hace en la tesis jurídica del concepto acusado, pues como bien lo advierte la accionante, tal afirmación implicaría que para la Administración, en ningún caso, el contribuyente tendría el derecho de amortizar la inversión en un término inferior a cinco años, no obstante haber demostrando que por la naturaleza o duración del negocio, la amortización debía hacerse en un plazo inferior.

 

Ahora bien la naturaleza o duración del negocio, debe entenderse en relación con la actividad específica desarrollada en virtud de la inversión, como serían los "gastos preliminares de instalación", y no respecto del desarrollo normal del objeto social de la empresa. Por ello, es acertado interpretar, como lo hace el concepto acusado, que la posibilidad de amortizar en un término inferior a cinco años está relacionada con el término durante el cual se desarrolle el objeto social de la empresa.

 

También es válida la definición de los gastos diferidos, así como la afirmación respecto de que las inversiones en que se incurra durante el desarrollo del negocio son amortizables en el 100% siempre y cuando reúnan los requisitos propios de las deducciones dentro de los límites de tiempo y oportunidad previstos en la ley.

 

De otra parte, la Sala observa que según el texto del concepto acusado, el "problema jurídico" se plantea respecto de las empresas de pensiones y cesantías y que los conceptos de los gastos enunciados no corresponden a la naturaleza de las inversiones amortizables a que se refiere el artículo 142 del Estatuto Tributario, sino a gastos generales de administración, como son los programas de computador, publicidad, propaganda, comisiones por corretaje, útiles y papelería, los cuales son deducibles en el respectivo período gravable cumpliendo los requisitos previstos en el artículo 107 ib. Igualmente, las mejoras a propiedades tomadas en arriendo, constituyen una deducción por depreciación, que puede solicitar el arrendatario, en los términos del artículo 127 ib..

 

Es así como lo expresa el concepto:

 

"Se pueden tomar plazos inferiores de amortización para programas de computador, publicidad, propaganda, mejoras a propiedades tomadas en arriendo, comisiones por corretaje, útiles y papelería cuando se trata de entidades de empresas de pensiones v cesantías?

 

No obstante lo anterior, teniendo en cuenta que el concepto acusado no se refiere de manera específica a las empresas de pensiones y cesantías y tampoco a los conceptos de los gastos enunciados en el "problema jurídico", sino que interpreta de manera general las "inversiones amortizables", para afirmar, en la "TESIS JURÍDICA", que "no se pueden solicitar amortizaciones en plazos inferiores a cinco años", debe concluirse que con tal posición en la tesis jurídica, se desconocen los términos de las normas legales objeto de la interpretación oficial censurada(...)". (Consejo de Estado, Sección Cuarta C.P. Juan Ángel Palacios Hincapié, sentencia de diciembre 07/2006, Exp. 14434)

Ver texto completo


[&2054]
OPINIÓN DE LA DIAN - El término de amortización de las inversiones a que hacen referencia los artículos 142 y 143 del Estatuto Tributario, puede ser inferior a cinco años siempre y cuando se demuestre la naturaleza y duración del negocio.—  

“…Ante la demanda de nulidad instaurada contra el mencionado Concepto, el Honorable Consejo de Estado, en sentencia 14434 del 7 de diciembre de 2006, declaró la nulidad parcial en cuanto a la Tesis Jurídica del mismo, teniendo en cuenta que la afirmación absoluta que allí se realizaba, era contraria a lo establecido en los artículos 142 y 143 del E.T.

 
No obstante, frente al contenido de la Interpretación Jurídica del mismo texto doctrinal, el H. Consejo de Estado, no realizó objeción alguna, por el contrario la ratificó en algunos de sus apartes al indicar: (…)
 
Posteriormente concluye: " Así las cosas, si bien el concepto demandado contiene afirmaciones que tienen plena validez, la tesis jurídica no se adecua a los términos de las normas legales objeto de interpretación, por lo que procede declarar su nulidad." Resaltado fuera de texto.
 
En consecuencia, y dado que la Interpretación Jurídica plasmada en el Concepto No. 068079 de agosto 31 de 1998 se encuentra vigente, habrá de estarse a lo allí planteado y considerar que el término de amortización de las inversiones a que hacen referencia los artículos 142 y 143 del Estatuto Tributario, puede ser inferior a cinco años siempre y cuando se demuestre la naturaleza y duración del negocio:
 
"Son claros los artículos citados, en el sentido de establecer el término mínimo de amortización de inversiones y los hechos económicos sobre los cuales recae.
 
Ahora bien cuando la norma permite que la deducción pueda realizarse en un término inferior al previsto con base en la naturaleza o duración es de entender que el mismo se refiere al objeto mismo del negocio o a la duración misma requerida para desarrollar dicho objeto." Concepto 068079/98
 
Adicionalmente debe tenerse en cuenta, como bien lo plantea el Concepto y lo esboza el Alto Tribunal, que es necesario determinar si los gastos corresponden a la naturaleza de las inversiones amortizables a que se refiere el articulo 142 del Estatuto Tributario, o son gastos generales de administración, como son los programas de computador, publicidad, propaganda, comisiones de corretaje, útiles y papelería , los cuales son deducibles en el respectivo periodo gravable cumpliendo los requisitos previstos en el artículo 107ib.(…)". (DIAN, Conc. 045473 jun. 4/2009)

Ver texto completo


[&2055]
OPINIÓN DE LA DIAN - Amortización de inversiones.—  

“Es evidente que las normas contables en determinado momento permiten una amortización que puede diferir en el tiempo de la fiscal consagrada en el inciso primero del artículo 143 del Estatuto Tributario, además que para efectos fiscales de manera general no se establecen métodos de amortización, salvo lo dispuesto en los incisos 2 y 3 del citado artículo para los casos específicos allí señalados.

 

Por lo tanto, al no establecer la disposición tributaria general la manera de contabilizar las amortizaciones, como sí lo hace de manera expresa la contable, a su vez, mientras la disposición fiscal establece un plazo no inferior de cinco (5) años para amortizar la inversión, la norma contable atiende a plazos estimados de acuerdo con estudios de factibilidad y duración del proyecto, es evidente que se pueden presentar diferencias entre lo contable y lo fiscal en este aspecto, razón por la cual no necesariamente debe existir coincidencia en el método de amortización de inversiones contable y el fiscal, lo cual no obsta para que en materia tributaria se apliquen las normas pertinentes relacionadas con la deducción, con las correspondientes conciliaciones que justifiquen las diferencias.

 

En los anteriores términos se  confirma el Oficio número 051666 de agosto 17 de 2004 y se revoca el número 45548 del 23 de julio de 2004”. (DIAN, Conc., 088032, dic. 14/2004. Promulgado Diario Oficial No. 45.778 del 31 de diciembre de 2004)

088032


[&2056]
OPINIÓN DE LA DIAN - Término para la amortización de inversiones en exploración minera.—  

“...El artículo 143 del Estatuto Tributario vigente en 1992 tuvo origen en el inciso cuarto (4°) del artículo 58 del decreto 2053 de 1974 que se incorporó en el mencionado artículo, norma en la cual se estableció que la amortización de inversiones en todo caso se efectuaba en cinco años, salvo que se demostrara de acuerdo con la naturaleza del negocio que se debía efectuar en un plazo inferior.

 

El mencionado artículo 143 del Estatuto Tributario fue sustituido por el artículo 91 de la Ley 223 de 1995, el cual señaló, en lo pertinente, que cuando se tratara de costos de adquisición o explotación de minas y exploración y explotación de yacimientos petrolíferos o de gas y otros productos naturales, la amortización debía hacerse con base en el sistema de unidades técnicas de operación. Cuando las inversiones realizadas en la exploración resultaran infructuosas, su monto se podía amortizar en el año en que se determinara tal condición o en uno cualquiera de los siguientes años. Posteriormente, el artículo 41 de la Ley 488 de 1998, expedida el 24 de diciembre del mencionado año, dispuso que las inversiones en exploración infructuosas, podían amortizarse en el año en que se determinara tal situación o en uno cualquiera de los dos años siguientes, disposición que fue derogada de manera expresa por el artículo 134 de la Ley 633 de 2000.

 

Finalmente, el inciso segundo del citado artículo 143 ibídem, fue modificado por el artículo 236 de la Ley 685 de 2001, así: (…)

 

La mencionada ley acorde con lo dispuesto por el artículo 362 ibídem, rige desde su promulgación, para lo cual fue publicada inicialmente en el Diario Oficial 44522 el 17 de agosto de 2001 y vuelta a publicar en el Diario Oficial 44545 del 8 de septiembre del mismo año.

 

El artículo 236 de la Ley 685 de 2001 publicada en dicho año, tuvo aplicación para efectos tributarios a partir del año 2002, en consideración a lo expuesto por el artículo 338 de la Constitución Política, (…). Por lo tanto, las inversiones en exploración de recursos naturales no renovables que resultaron infructuosas y que, al momento de la entrada en vigencia de la Ley 685 de 2001, se encontraban pendientes de amortización, debieron amortizarse a más tardar el 31 de diciembre de 2003, en consideración a la modificación introducida al segundo inciso del artículo 143 del Estatuto Tributario”. (DIAN, Conc. 055691, agos. 16/2005)

Ver texto completo


Anterior           Siguiente
CONTÁCTENOSAVISO LEGAL
(+ 57 1 ) 3170403 ext. 118
Calle 75 No. 8 –29 Bogotá D.C. – Colombia
Todos los Derechos Reservados 2009
© TALLER JURÍDICO S.A.S.