ESTATUTO TRIBUTARIO > LIBRO SEGUNDO > TÍTULO III > Capítulo I — Ingresos laborales > Agregado. L. 1607/2012, art. 14. Tarifa mínima de retención en la fuente para empleados.—
Regresar
Ir a Menú
Anterior           Siguiente
 

ART. 384. | Agregado. L. 1607/2012, art. 14. Tarifa mínima de retención en la fuente para empleados.— [&7270]
No obstante el cálculo de retención en la fuente efectuado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 383 de este Estatuto, los pagos mensuales o mensualizados (PM) efectuados por las personas naturales o jurídicas, las sociedades de hecho, las comunidades organizadas y las sucesiones ilíquidas, a las personas naturales pertenecientes a la categoría de empleados, será como mínimo la que resulte de aplicar la siguiente tabla a la base de retención en la fuente determinada al restar los aportes al sistema general de seguridad social a cargo del empleado del total del pago mensual o abono en cuenta.
 
Empleado
Empleado
Empleado
Pago mensual o
mensualizado
(PM)  desde
(en UVT)
Retención
(en UVT)
 
Pago mensual o
mensualizado
(PM)  desde
(en UVT)
 
Retención
(en UVT)
 
Pago mensual o
mensualizado
(PM)  desde
(en UVT)
 
Retención
(en UVT)
menos de 128,96
0,00
278,29
7,96
678,75
66,02
128,96
0,09
285,07
8,50
695,72
69,43
132,36
0,09
291,86
9,05
712,69
72,90
135,75
0,09
298,65
9,62
729,65
76,43
139,14
0,09
305,44
10,21
746,62
80,03
142,54
0,10
312,22
10,81
763,59
83,68
145,93
0,20
319,01
11,43
780,56
87,39
149,32
0,20
325,80
12,07
797,53
91,15
152,72
0,21
332,59
12,71
814,50
94,96
156,11
0,40
339,37
14,06
831,47
98,81
159,51
0,41
356,34
15,83
848,44
102,72
162,90
0,41
373,31
17,69
865,40
106,67
166,29
0,70
390,28
19,65
882,37
110,65
169,69
0,73
407,25
21,69
899,34
114,68
176,47
1,15
424,22
23,84
916,31
118,74
183,26
1,19
441,19
26,07
933,28
122,84
190,05
1,65
458,16
28,39
950,25
126,96
196,84
2,14
475,12
30,80
967,22
131,11
203,62
2,21
492,09
33,29
984,19
135,29
210,41
2,96
509,06
35,87
1.001,15
139,49
217,20
3,75
526,03
38,54
1.018,12
143,71
223,99
3,87
543,00
41,29
1.035,09
147,94
230,77
4,63
559,97
44,11
1.052,06
152,19
237,56
5,06
576,94
47,02
1.069,03
156,45
244,35
5,50
593,90
50,00
1.086,00
160,72
251,14
5,96
610,87
53,06
1.102,97
164,99
257,92
6,44
627,84
56,20
1.119,93
169,26
264,71
6,93
644,81
59,40
más de 1.136,92
27%*PM-135,17
271,50
7,44
661,78
62,68
 
 
 
PAR. 1°.Para efectos de este artículo el término “pagos mensualizados” se refiere a la operación de tomar el monto total del valor del contrato menos los respectivos aportes obligatorios a salud y pensiones, y dividirlo por el número de meses de vigencia del mismo. Ese valor mensual corresponde a la base de retención en la fuente que debe ubicarse en la tabla. En el caso en el cual los pagos correspondientes al contrato no sean efectuados mensualmente, el pagador deberá efectuar la retención en la fuente de acuerdo con el cálculo mencionado en este parágrafo, independientemente de la periodicidad pactada para los pagos del contrato; cuando realice el pago deberá retener el equivalente a la suma total de la retención mensualizada.
 
PAR. 2°.— Las personas naturales pertenecientes a la categoría de trabajadores empleados podrán solicitar la aplicación de una tarifa de retención en la fuente superior a la determinada de conformidad con el presente artículo, para la cual deberá indicarla por escrito al respectivo pagador. El incremento en la tarifa de retención en la fuente será aplicable a partir del mes siguiente a la presentación de la solicitud.
 
PAR. 3°.— La tabla de retención en la fuente incluida en el presente artículo solamente será aplicable a los trabajadores empleados que sean contribuyentes declarantes del Impuesto sobre la Renta y Complementarios. El sujeto de retención deberá informar al respectivo pagador su condición de declarante o no declarante del Impuesto sobre la Renta, manifestación que se entenderá prestada bajo la gravedad de juramento. Igualmente, los pagadores verificarán los pagos efectuados en el último periodo gravable a la persona natural clasificada en la categoría de empleado. En el caso de los trabajadores que presten servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales o que presten servicios técnicos que no requieran la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria o equipo especializado que sean considerados dentro de la categoría de empleado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 329, la tabla de retención contenida en el presente artículo será aplicable únicamente cuando sus ingresos cumplan los topes establecidos para ser declarantes como asalariados en el año inmediatamente anterior, independientemente de su calidad de declarante para el periodo del respectivo pago.
 
PAR.  TRANS.— La retención en la fuente de qué trata el presente artículo se aplicará a partir del 1 de Abril de 2013, de acuerdo con la reglamentación expedida por el Gobierno Nacional. (&5944 y 7260).

:: CONCORDANCIAS

Ocultar Todas | Ver Todas


NOTA:  

*: Esta norma consagraba que el Gobierno Nacional podía agregar nuevos intervalos a la tabla de retención en la fuente


[&7271]
D.R. 88/1988. 

ART. 32. Retención en la fuente sobre salarios.La retención en la fuente sobre salarios y demás ingresos originados en la relación laboral o legal y reglamentaria a que se refiere el Decreto 2524 de 1987, deberá efectuarse en el momento del respectivo pago.


[&7271-1]
D.R. 1070/2013. 

ART. 6º.— Depuración de la base gravable de la retención en la fuente mínima para empleados. Para efectos del cálculo de la retención en la fuente mínima establecida en el artículo 384 del Estatuto Tributario, para los empleados cuyos ingresos provengan de una relación laboral, o legal y reglamentaria se podrán detraer además los siguientes conceptos:
 
a) Los gastos de representación considerados como exentos de Impuesto sobre la Renta, según los requisitos y límites establecidos en el numeral 7º del artículo 206 del Estatuto Tributario;
 
b) El exceso del salario básico de los oficiales y suboficiales de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional;
 
c) El pago correspondiente a la licencia de maternidad.


[&7271-2]
D.R. 1070/2013. 

ART. 7º.— Pagos mensualizados. Para efectos de la retención en la fuente mínima a que se refiere el artículo 384 del Estatuto Tributario, el cálculo de los pagos mensualizados solo será aplicable a los no originados en una relación laboral, o legal y reglamentaria.


[&7272]
OPINIÓN DE LA DIAN - La retención en la fuente por ingresos tributarios se practica al momento del pago, sin perjuicio de causar el gasto y el pasivo.—  

"(...)Tal como lo ha sostenido esta división en conceptos anteriores, cuando se trata de retención en la fuente sobre ingresos laborales se debe efectuar sobre su pago efectivo y no sobre el abono en cuenta, de tal manera que la retención en la fuente no opera para ingresos laborales causados y no pagados en virtud de la modificación introducida en el artículo 140 de la Ley 6ª de 1992, que derogó la frase “abonos en cuenta” del artículo 383 del estatuto tributario.

 

Lo anterior sin perjuicio de la contabilización del gasto, que deberá hacerse según se lleve sistema de caja o de causación, en el momento del pago o abono en cuenta.

 

¿Los trabajadores deben declarar en la vigencia fiscal de la fecha del abono en cuenta, o en la del pago efectivo de las bonificaciones?

 

Los trabajadores deben declarar en la vigencia fiscal en que reciben el pago efectivo de las bonificaciones, si están obligados a ello.

 

El artículo 27 del estatuto tributario establece que los ingresos se entienden realizados cuando se reciben efectivamente en dinero o en especie de tal manera que equivalgan a un pago.

 

Tal como se señaló en el problema jurídico anterior la retención en la fuente sobre los salarios y demás ingresos que se originen en la relación laboral o legal y reglamentaria se deben efectuar en el momento del pago respectivo.  (...)

 

Se concluye que el contribuyente que tenga la calidad de asalariado y esté obligado a presentar declaración de renta, debe declarar los ingresos laborales tomando en cuenta el momento del pago”. (DIAN, Conc. 68399, sep. 2/1996)

68399


[&7273]
OPINIÓN DE LA DIAN - Ingresos laborales y honorarios.—  

”4. Ahora, siendo el “salario” la contraprestación económica que recibe el trabajador o servidor público, por la labor cumplida bajo la continuada dependencia patronal, no puede perder su naturaleza, porque la vinculación se dé de manera transitoria o permanente, por encargo, en interinidad o en propiedad. 

 

A este respecto, preciso es aclarar que sólo una interpretación errónea de la legislación pertinente puede explicar la confusión que envuelve a un agente retenedor para apartarse del régimen especial de retenciones en la fuente establecido para los “asalariados”, y aplicar la correspondiente a los pagos efectuados por concepto de “honorarios”.

 

En efecto, la doctrina de este despacho tiene claramente establecida la distinción en los conceptos de “salario” y “honorario”. Este se da en el pago de una suma fija y preestablecida por la prestación personal de una labor en donde el factor intelectual es el determinante, pero ejecutada sin ningún vínculo de dependencia.

 

El “salario” es también una remuneración percibida como contraprestación económica o retribución a la ejecución personal de una tarea, pero con la diferencia de que ésta se realiza bajo la dependencia y dirección de un empleador o patrono”. (DIAN, Conc. 4140, feb. 29/88)

4140


[&7274]
OPINIÓN DE LA DIAN - Base de retención en la fuente por concepto de ingresos laborales.—  

"Por lo tanto, los salarios percibidos por extranjeros que presten sus servicios en Colombia, siempre y cuando cumplan con el requisito previsto en el artículo 10 del Estatuto Tributario, antes aludido, se consideran ingresos laborales de origen nacional, y constituyen la base gravable de retención en la fuente señalada en el artículo 383 del Estatuto Tributario, según los procedimientos de retención indicados en los artículos 385 y 386 del mismo ordenamiento legal. Para tal efecto, se debe tener en cuenta que de conformidad con lo establecido en el artículo 206 del Estatuto Tributario la totalidad de los pagos provenientes de la relación laboral o legal y reglamentaria e independientemente de que constituyan o no factor salarial están gravados con el impuesto sobre la renta y complementarios, y están sujetos a la retención en la fuente por concepto de salarios, salvo los expresamente exceptuados por el mismo artículo.

 

De tal manera que todos los pagos que reciba el trabajador como contraprestación directamente vinculada al servicio, tales como los hechos por concepto de habitación que el empleador suministra al trabajador, además de provenir de la relación laboral, constituye salario en especie, y por lo tanto deben formar parte de la base de retención en la fuente por concepto de ingresos laborales. De lo contrario no podrán ser solicitados como costo o deducción por el empleador, de conformidad con lo previsto en el artículo 87-1 del Estatuto Tributario, adicionado por el artículo 15 de la Ley 788 de 2002”. (DIAN, Conc. No. 038761, jul. 07/03. Promulgado Diario Oficial No. 45.257 del 23 de julio de 2003) (& 0233, 1289, 7260 , 7311 y  7319).

038761


[&7274-1]
OPINIÓN DE LA DIAN -Base de retención para aplicación de la tabla de retención mínima del artículo 384 del Estatuto Tributario.— 

“(…) Al total de los pagos o abonos en cuenta mensuales o mensualizados se restan únicamente los aportes obligatorios al sistema general de seguridad social, a saber: salud, pensiones y riesgos laborales a cargo del empleado. El valor resultante se convierte en UVT y se enfrenta a la tabla contenida en el artículo 384 del Estatuto Tributario para establecer el monto de la retención en la fuente.
 
Si la retención que arroja la tabla del artículo 383 es inferior a la de la tabla del artículo 384, se debe practicar la retención del artículo 384 que es la retención mínima. Si la retención que arroja la tabla del artículo 383 es superior a la de la tabla del artículo 384, se debe practicar la retención del artículo 383”. (DIAN. Conc. 39876, jun. 28/2013)


[&7275]
D.R. 3750/1986. 

ART. 5º.— Para efectos de lo previsto en los artículos anteriores, constituyen pagos indirectos hechos al trabajador, los pagos que efectúe el patrono a terceras personas, por la prestación de servicios o adquisición de bienes destinados al trabajador o a su cónyuge, o a personas vinculadas con él por parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o único civil, siempre y cuando no constituyan ingreso propio en cabeza de las personas vinculadas al trabajador y no se trate de las cuotas que por ley deban aportar los patronos a entidades tales como el Instituto de Seguros Sociales, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el Servicio Nacional de Aprendizaje y las cajas de compensación familiar.

 

Se excluyen los pagos que el patrono efectúe por concepto de educación, salud y (...)*, en la parte que no exceda del valor promedio que se reconoce a la generalidad de los trabajadores de la respectiva empresa por tales conceptos, y siempre y cuando correspondan a programas permanentes de la misma para con los trabajadores.

 

NOTA *: Entre paréntesis se encontraba la expresión “y alimentación”, la cual se considera derogada tácitamente con base en el art.  6º. de la L. 488/98. Este artículo adicionó el 387-1 del estatuto tributario. (& 7380)


[&7276]
JURISPRUDENCIA - Se encuentra vigente el artículo 5°. del D.R. 3750/86.—  

“Dado que el artículo 15 de la Ley 788 de 2002 no derogó ni modificó normas de retención en la fuente reglamentadas por el artículo 5 del Decreto 3750 de 1986, no hay razón para concluir que ésta última disposición fue derogada.
 
 Adicionalmente, la temática de la norma nueva es diferente, pues la modificación que hizo al ordenamiento jurídico tributario fue establecer una limitación para los empleadores, respecto de los costos y gastos por pagos originados en la relación laboral, señalando que no es posible la deducción cuando no se practique retención en la fuente, siempre y cuando estén sujeto a ella.
(...)

Esto significa que los pagos que los patronos efectúen a terceras personas, por concepto de educación, salud y alimentación, para sus trabajadores o sus familias, que cumplan los requisitos exigidos en el artículo 5 del Decreto Reglamentario 3750 de 1986 y en el artículo 387-1 del Estatuto Tributario para no estar sujetos a retención en cabeza del empleado, son deducibles, por tratarse de pagos laborales indirectos que de conformidad con las normas tributarias no están sujetos a retención en la fuente y en consecuencia están exceptuados de la limitación prevista en el artículo 15 de la Ley 788 de 2002. (...)

Por las anteriores razones, la Sala concluye que no hubo derogatoria expresa ni tácita del artículo 5 del Decreto 3750 de 1986 por el artículo 15 de la Ley 788 de 2002, por tanto la interpretación que hizo la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales en ese sentido, dentro del Concepto 039171 del 8 de julio de 2003, quebrantó las normas superiores sobre interpretación y las relacionadas con la retención en la fuente, que debía atender”. (Consejo de Estado, Sección Cuarta, C.P. Ligia López Díaz, sentencia de noviembre 25/2004, Exps. 14295 y 14427)

Exp. 14295 y 14427


[&7277]
JURISPRUDENCIA - Determinación del valor a excluir, por concepto de ayuda educativa y salud, de la base de retención en la fuente.— 

“De acuerdo con los términos de la citada disposición, se entiende que el valor a excluir de la base de retención, es la suma que no sobrepase el promedio que se reconoce a la generalidad de los trabajadores de la empresa, promedio que se obtiene de sumar los pagos realizados por concepto de ayuda educativa y salud y dividirla por el número de los trabajadores beneficiados.

 

Consta en la liquidación oficial de revisión acusada, que el valor total de los auxilios por educación y enfermedad, otorgados por la actora a sus trabajadores en el mes de diciembre de 1998, fue $76.911.872 y los trabajadores beneficiados fueron 111, por lo que el valor máximo a excluir por los citados conceptos es de $692.900.

 

Sostiene la actora que el factor promedio a que se refiere la disposición antes referida, no es aplicable, porque en la empresa el gasto no es fijo sino variable y se causa respecto de los empleados que lo soliciten. Esta posición resulta inaceptable en cuanto contradice abiertamente la norma reglamentaria en que se sustenta la actuación administrativa, según la cual el valor promedio constituye precisamente el factor que permite determinar el límite de la exclusión.

 

También afirma la demandante, que la administración incurrió en error de cálculo, al excluir a los empleados extranjeros residentes y que según certificado de contador y relación de los empleados locales y extranjeros, que se anexan a la demanda, el promedio general que debió reconocerse es de $953.173.38.

 

Vistas las pruebas a que se ha hecho referencia, se observa que no es posible a través de ellas establecer la realidad de los supuestos errores en que incurrió la administración, pues en primer término el certificado del contador público que se anexa (fol.121) se limita a indicar: “los valores del documento anexo relacionados con la ayuda educativa, se encuentran debidamente registrados en los libros de contabilidad, los cuales están también registrados debidamente...”, afirmación que obviamente no aporta ninguna claridad al proceso, pues no es posible con base en ella establecer el número de trabajadores extranjeros beneficiados que no fueron incluidos por la administración y supuestamente se beneficiaron con la ayuda educativa, y tampoco el valor de los pagos efectuados por dicho concepto en el mes de diciembre de 1998.

 

De otra parte, según la relación de los pagos por ayuda educativa del mes de diciembre de 1998 que se anexa (fl. 201 c.p.), éstos ascendieron a $95.449.082, por empleados locales (118), y a $77.883.260 por “expatriados” (17), y con base en dichos factores se indica un promedio general de 817.718, y un total de 135 trabajadores beneficiados. En primer término, no existe coincidencia entre el valor de los pagos establecidos por la administración ($76.911.872), ni respecto de los trabajadores beneficiados (111), si se toma en cuenta sólo lo pagado a los trabajadores locales. Tampoco es posible aceptar, sin justificación ni prueba adicional alguna, que los gastos por ayuda educativa entregados a los trabajadores extranjeros o “expatriados”, superaron en la proporción que se observa, los recibidos por los trabajadores locales. Más aun cuando el contador público, omite referirse al tema de la prueba, y tampoco aparece suscribiendo la relación de los pagos.

 

En síntesis, no encuentra la Sala en los argumentos de la demandante, razones que permitan desvirtuar por este aspecto la legalidad del acto acusado”. (Consejo de Estado, Sección Cuarta, C.P. Juan Ángel Palacio Hincapié, sentencia de junio 23 de 2005, Exp. 14146)


[&7278]
OPINIÓN DE LA DIAN - Los aportes obligatorios de salud no se encuentran sujetos al límite del 15% que consagra el art. 387 del E.T. y pueden descontarse simultáneamente con los intereses y corrección monetaria por créditos de vivienda.— 

“...De esta manera, los aportes obligatorios por salud se detraen de la base de retención de manera autónoma de los demás pagos por planes de medicina prepagada y por educación, o por intereses y corrección monetaria por préstamos para adquisición de vivienda, según se cumplan por el contribuyente las exigencias del artículo 387 del Estatuto Tributario y disposiciones reglamentarias. Por ende, los aportes obligatorios por salud no se computan para los límites porcentuales o de valor señalados para la procedencia de los pagos por salud en virtud de pagos de medicina prepagada y educación, o intereses y corrección monetaria por préstamos para adquisición de vivienda que se restan de la base de retención para el contribuyente según el caso, debido a que los aportes obligatorios, se reitera, siempre se detraen de la base de imposición de manera independiente, ya sea para efectos de la retención como para establecer la renta liquida con el fin de aplicar la tarifa del impuesto.” (DIAN, Conc. 101021, oct. 10/2008)  (&7334)


[&7280]
D.R. 3750/1986. 

ART. 6º.— Cuando dos o más empresas que conformen una unidad de empresa efectúen pagos a un mismo trabajador por concepto de salarios u otros ingresos que se originen en la relación laboral, la base para aplicar la retención en la fuente de que trata este decreto, deberá incluir la totalidad de los pagos gravables que se efectúen al trabajador por las distintas empresas que conforman la unidad. Para tal efecto, actuará como agente retenedor la empresa que tenga el carácter de principal. 


[&7281]
OPINIÓN DE LA DIAN - Unidad de patrono.—  

”... cuando un trabajador preste sus servicios a una entidad del Estado y sin solución de continuidad e ingrese a prestarlos en otra también del Estado, por tratarse realmente de ser el mismo patrono quien realiza el pago salarial, no existe imposibilidad para tener en cuenta el tiempo trabajado en la primera a fin de poder utilizar el segundo procedimiento para efectos de la retención en la fuente a que se refieren la Ley 75 de 1986 y su Decreto Reglamentario 3750 del mismo año”.

 

Podemos afirmar que se trata aquí de la “unidad de patrono” (el Estado) y así como esta situación incide en la determinación de las prestaciones sociales del servidor del Estado (tiempo para determinar el derecho a la pensión de jubilación por ejemplo) igualmente el tiempo trabajado en uno de sus establecimientos ha de tomarse en consideración para los efectos de la aplicación del procedimiento a que se refiere la consulta”. (DIAN, Conc. 04003, feb. 26/88)

04003


[&7286]
D.R. 535/1987. 

ART. 10.— No está sometida a la retención en la fuente sobre pagos (...)* originados en la relación laboral o legal y reglamentaria, el reembolso de gastos por concepto de manutención, alojamiento y transporte en que haya incurrido el trabajador para el desempeño de sus funciones fuera de la sede habitual de su trabajo, siempre y cuando el trabajador entregue al pagador las facturas y demás pruebas documentales que sustenten el reembolso, las cuales deberán ser conservadas por el pagador y contabilizadas como un gasto propio de la empresa.

 

Lo dispuesto en este artículo no se aplicará cuando los gastos de manutención o alojamiento correspondan a retribución ordinaria del servicio.

 

NOTA *: Entre paréntesis se encontraba la expresión “o abonos en cuenta”, la cual fue derogada por el artículo 140 de la Ley  6ª de 1992.


[&7287]
OPINIÓN DE LA DIAN - Para que el reembolso de gastos sea deducible se deben efectuar la retenciones en la fuente.—  

”Las facturas y demás pruebas documentales que el trabajador presente a la empresa para que se le efectúe el reembolso de gastos pueden estar expedidos a nombre suyo o al de la empresa, pero como la figura establecida en el Decreto 535 de 1987 es de que tales pagos son un gasto de la empresa y no un ingreso del trabajador, para que dichos gastos sean deducibles para la empresa que los va a contabilizar como propios se deben efectuar las retenciones en la fuente que ordena la ley de acuerdo a la naturaleza jurídica de la empresa y al concepto pagado.

 

Por lo tanto debe tenerse la previsión por parte del trabajador de efectuar a nombre de la empresa las retenciones del caso, so pena de que las mismas tengan que asumirse o por éste o por la empresa misma”. (DIAN, Conc. 19952, jul. 30/87)

19952


[&7288]
D.R. 823/1987. 

ART. 8º.— Las sumas recibidas por los empleados oficiales cuya vinculación se origine en una relación legal o reglamentaria, por concepto de viáticos destinados a sufragar exclusivamente sus gastos de manutención y alojamiento durante el desempeño de comisiones oficiales, que no correspondan a retribución ordinaria del servicio, no se consideran para los efectos fiscales como ingreso gravable en cabeza del trabajador, sino como gasto directo de la respectiva entidad pagadora.


[&7289]
OPINIÓN DE LA DIAN - El empleado oficial está amparado por la norma sin exigírsele que presente facturas.—  

"4... el tratamiento de los viáticos y su incidencia para la retención en la fuente en el sector público está regulado por el artículo 8º del Decreto 823 de 1987, según dicha norma la no causación de retención en la fuente no se supedita al requisito que el empleado presente facturas o documentos que comprueben los pagos de manutención y alojamiento. El empleado oficial por el hecho de recibir viáticos ocasionales por manutención y alojamiento queda amparado por la prerrogativa de la norma, la cual consagra:

 

Los viáticos ocasionales se predican de aquellos empleados que en razón de su cargo no deban desplazarse de la sede de su trabajo, sino que sólo lo hacen ocasionalmente”. (DIAN, Conc. 04003, feb. 26/88)

04003


[&7290]
OPINIÓN DE LA DIAN - Los viáticos ocasionales de los trabajadores oficiales no son ingresos gravables.— 

“Ahora bien, respecto a si los viáticos constituyen ingreso laboral o no, ya este despacho en concepto 071735 de julio 18 de 2000 expresó:
 
"Ingreso laboral es todo lo recibido dentro de la relación laboral, legal o reglamentaria sin tener en cuenta la denominación que se le atribuya. Los viáticos es uno de los ingresos recibidos dentro de la relación laboral legal o reglamentaría. Pueden ser ocasionales o permanentes.
 
Los ocasionales son los recibidos en forma esporádica o extraordinaria para cubrir gastos de alimentación, alojamiento y transporte del trabajador para desarrollar labores fuera de su sede. Los permanentes recibidos en forma regular por los trabajadores, que prestan por sus funciones fuera de la sede en forma habitual.
 
Los ocasionales, en cuanto constituyan reembolso de gastos por concepto de manutención, alojamiento y transporte en que haya incurrido el trabajador para desempeño de sus funciones, no constituyen ingresos cuando se entreguen al pagador las facturas y demás pruebas documentales que sustenten el reembolso para que el pagador las pueda tomar como gastos propios de la empresa. En el evento en que lo recibido no corresponda a reembolso de gastos constituye ingreso.
 
Los viáticos permanentes por constituir un ingreso regular del trabajador se considera salario".
 
De lo anterior se puede concluir que solamente se pueden exceptuar del carácter de ingresos los viáticos ocasionales cuando ellos son asumidos como gastos propios de la empresa".
 
De la doctrina vigente es viable concluir que los viáticos destinados exclusivamente a sufragar en forma ocasional gastos de manutención y alojamiento durante el desempeño de sus comisiones oficiales percibidos por los empleados del sector oficial, soportados por la resolución que los reconoce, en cuanto son gastos directos de la respectiva entidad, y no constituyen para el trabajador remuneración ordinaria del servicio, no se acumularán para efectos de establecer los ingresos brutos requeridos como base para los obligados a presentar declaración de renta anualmente”. (DIAN, Conc. 79171, oct. 11/2011)

Ver texto completo


[&7291]
OPINIÓN DE LA DIAN - De acuerdo con la naturaleza del pago o abono en cuenta, se determina el concepto o la tarifa de la retención en la fuente.—  

Este Despacho se ha pronunciado sobre el tema, manifestado que la totalidad de los pagos provenientes de una relación laboral o legal y reglamentaría son gravables y por lo tanto sometidos a retención en la fuente independientemente de que contribuyan o no salarial, y siempre que no estén expresamente señalados la ley como exentos, principalmente por el artículo 206 del Estatuto Tributario.

 

En estas condiciones, la retención en la fuente por ingresos laborales se aplica respecto de los pagos originados en una relación laboral o legal y reglamentaria. 

 

Por lo tanto si los pagos efectuados al trabajador se hacen en razón de su vinculación laboral con la empresa, forman parte de la base de retención en la fuente por salarios, como lo expresa claramente el artículo 383 del Estatuto Tributario, e independientemente que constituyan o no factor salarial. Basta que tengan su origen en la relación laboral y no estén expresamente exceptuados, para que formen parte de la base gravable. 

Así por ejemplo, si al trabajador se le contrata con su vehículo para el desempeño de sus funciones en la empresa, el pago que se efectúa por el uso del mismo, independientemente de que se le denomine auxilio de transporte o de cualquiera otra manera, constituye un pago laboral indirecto por originarse en la relación laboral. En consecuencia, debe sumarse a los demás ingresos laborales gravables para conformar la base de retención por salarios. De la misma manera, el pago de arrendamiento que se realice para suministrarte habitación al trabajador en razón de su vinculación laboral con la empresa, está sometido a retención en la fuente por pagos laborales. 

 

Diferente de lo anterior es cuando la empresa requiere del vehículo para sus actividades propias y para el efecto suscribe un contrato de arrendamiento con el trabajador, independientemente de la vinculación laboral que éste tenga con la empresa: en este evento se configura el arrendamiento de bienes muebles, generando para et trabajador arrendador retención en fa fuente a fa tarifa del 2%, por este concepto, de acuerdo con el inciso 2° del artículo 12 del decreto reglamentario 2026 de 1983”. (DIAN, Conc. 030392, mayo 30/2003)

030392


Anterior           Siguiente
CONTÁCTENOSAVISO LEGAL
(+ 57 1 ) 3170403 ext. 118
Calle 75 No. 8 –29 Bogotá D.C. – Colombia
Todos los Derechos Reservados 2009
© TALLER JURÍDICO S.A.S.